Voz

Voz

Las disfonías (generalmente denominadas afonías) son alteraciones de la voz que pueden deberse a causas diversas. En ocasiones son procesos inflamatorios agudos que se tratan con fármacos. Otras veces se deben a cambios en la superficie de las cuerdas vocales, sea por un mal uso de la voz o por la formación de quistes (quistes mucosos del borde libre, quistes dermoides, quistes intracordales), alteraciones en la micorcirculación de la cuerda (pólipos, edemas de Reinke, edemas fusiformes), o a la presencia de tumores. En estos casos, aparte de la posible reeducación de la voz, puede ser necesario extirpar la lesión , que siempre se analiza , independientemente de la sospecha o no de que pueda tratarse de un proceso maligno.

La voz tiene unas características que depende de la ondulación de la mucosa sobre el tendón vocal. En consecuencia, las operaciones sobre la cuerda deben practicarse delicadamente, con ayuda del microscopio quirúrgico, con ayuda o no de láser. Se trata de una operación no agresiva , que se practica a través de la boca, sin incisión externa, que requiere anestesia general para poder manipular la cuerda vocal con comodidad. La intervención no es dolorosa, aunque en el postoperatorio puede presentar algunas molestias en la garganta por las maniobras quirúrgicas.

Es preciso que ingrese en la Clínica a las 7 de la mañana del día indicado, en ayunas de alimentos y agua desde las 12 de la noche del día anterior, con el estudio preoperatorio practicado. Se leintervendrá a lo largo de la mañana en función del programa quirúrgico. En condiciones normales se irá de alta o la misma tarde o a la mañana siguiente. Podrá tomar alimentos con normalidad. Deberá guardar silencio absoluto durante una semana. Según el tipo de lesión, tras una endoscopia de control, podrá usar la voz con normalidad, aunque es posible que tenga que seguir reposo profesional de duración variable.

Suele ser aconsejable la reeducación postoperatoria por el logopeda, sea para corregir la causa que ha generado la lesión , o para tonificar la laringe después de las modificaciones que suponen su extirpación.

Es importante que si tiene alguna pieza dental en mal estado o usa prótesis, lo advierta al anestesista porque podría moverse como consecuencia del empleo de tubos para la visión microscópica de las cuerdas vocales.